EDIFICIO

Estamos en el corazón del casco antiguo de Palma. En un lugar céntrico en el que aún percibimos el agradable aroma del mar. Entre las mejores tiendas y restaurantes, cerca de la Plaza del Mercat, situados a dos minutos del paseo del Borne y a pocos metros de cualquier posibilidad. Levantamos la cabeza, y en una acogedora calle, contemplamos detenidamente un edificio clásico, una construcción de piel tradicional que muestra una relación de amistad con su entorno. A primera vista Can Santacília destaca, pero no lo hace por imposición, sino más bien de forma elegante, ensalzando una de las zonas más intimas de la ciudad.


LEER MAS
Al cruzar el portón de madera, Can Santacília nos muestra su alma en forma de patio tradicional mallorquín. Al adentrarnos en el edificio, al caminar por sus viviendas y por sus salas, admiramos su compleja estructura. Contemplamos las impactantes vistas desde sus áticos. Nos maravillamos ante su arquitectura que se presenta de forma honesta, respetando la historia de la construcción existente y también eficiente creando las nuevas 16 viviendas y zonas comunes que conforman Can Santacília. Can Santacília ofrece a sus huéspedes una forma de vida plena, donde cada elemento está en su lugar, donde la armonía aparece en todos sus rincones.
La fachada del edificio preside una zona íntima e histórica de la ciudad.
El lujo, la tranquilidad, el presente y el pasado se dan cita en el patio interior de Can Santacília.
El espacioso y diáfano gimnasio es una joya visual, un lugar exclusivo en el que podemos deleitarnos de unas excelentes vistas de la ciudad mientras nos ejercitamos.
ZONAS COMUNES

Cada uno de los espacios de Can Santacília es único y exclusivo. Sin embargo todas los lugares de esta extraordinaria construcción tienen rasgos comunes, en todos ellos se dan cita la calidad, el confort, la vanguardia y el lujo que proporcionan a sus clientes.


PISCINA INTERIOR/SPA 56M2
BAÑO DE VAPOR Y VESTUARIOS 20M2
GIMNASIO EQUIPADO 42M2
PATIO CENTRAL 76M2
VESTÍBULOS Y ÁREAS DE COMUNICACIÓN 314M2
VIVIENDAS

Caminando por cada uno de sus apartamentos, deteniéndonos en cada uno de los pequeños rincones que conforman las viviendas, apreciamos una belleza atemporal que se convierte en sinónimo de plenitud, como si ese hogar siempre hubiese estado allí, esperándonos, como si ese lugar representase la culminación de un sueño.


LEER MAS
Al llenar cada una de las viviendas con nuestra vida, con nuestras amistades, con nuestras familias, sentimos el placer de compartir algo único. Esa sensación ocurre entre piezas clásicas y elementos contemporáneos, entre hermosos jardines interiores y vistas hacia el casco antiguo de Palma. En cada uno de esos momentos percibimos una agradable sensación de comunión con un entorno que de algún modo nos resulta familiar. Es difícil explicar porque nos ocurre eso, quizá sea porque del mismo modo que Can Santacília, todos nosotros somos una perfecta combinación entre nuestro presente y nuestro pasado.
VIVIENDA Nº1

SUPERFICIE CONSTRUIDA 172.18 M2
ESPACIOS EXTERIORES 32.74 M2
HABITACIONES 3
BAÑOS 4
VENTANAS CON BALCON 3
TERRAZA SUPERIOR 1
VIVIENDA Nº2

SUPERFICIE CONSTRUIDA 211.76 M2
ESPACIOS EXTERIORES 89.27 M2
HABITACIONES 4
BAÑOS 4
VENTANAS CON BALCON 1
TERRAZA SUPERIOR 1
VIVIENDA Nº3

SUPERFICIE CONSTRUIDA 216.53 M2
ESPACIOS EXTERIORES 14.59 M2
HABITACIONES 3
BAÑOS 3
TERRAZA 1
VIVIENDA Nº4

SUPERFICIE CONSTRUIDA 238.33 M2
ESPACIOS EXTERIORES 19.65 M2
HABITACIONES 3
BAÑOS 4
VENTANAS CON BALCON 7
VIVIENDA Nº6

SUPERFICIE CONSTRUIDA 214.87 M2
ESPACIOS EXTERIORES 22.51 M2
HABITACIONES 3
BAÑOS 2
VENTANAS CON BALCON 2
VIVIENDA Nº7

SUPERFICIE CONSTRUIDA 188.68 M2
ESPACIOS EXTERIORES 48.93 M2
HABITACIONES 2
BAÑOS 3
TERRAZA SUPERIOR 1
VIVIENDA Nº8

SUPERFICIE CONSTRUIDA 97.27 M2
HABITACIONES 1
BAÑOS 2
VIVIENDA Nº9

SUPERFICIE CONSTRUIDA 158.92 M2
ESPACIOS EXTERIORES 5.45 M2
HABITACIONES 1
BAÑOS 1
VENTANAS CON BALCON 4
VIVIENDA Nº10

SUPERFICIE CONSTRUIDA 93.70 M2
ESPACIOS EXTERIORES 4.56 M2
HABITACIONES 2
BAÑOS 2
VENTANAS CON BALCON 3
VIVIENDA Nº11

SUPERFICIE CONSTRUIDA 78.53 M2
HABITACIONES 1
BAÑOS 1
VIVIENDA Nº12

SUPERFICIE CONSTRUIDA 75.01 M2
HABITACIONES 1
BAÑOS 1
VIVIENDA Nº13

SUPERFICIE CONSTRUIDA 52.87 M2
HABITACIONES 1
BAÑOS 1
VIVIENDA Nº14

SUPERFICIE CONSTRUIDA 208.28 M2
ESPACIOS EXTERIORES 53.53 M2
HABITACIONES 3
BAÑOS 3
PATIO 1
VIVIENDA Nº15

SUPERFICIE CONSTRUIDA 111.62 M2
HABITACIONES 3
BAÑOS 3
VENTANAS CON BALCÓN 1
VIVIENDA Nº16

SUPERFICIE CONSTRUIDA 59.71 M2
HABITACIONES 1
BAÑOS 1
MEMORIA DE CALIDADES

EDIFICIO
PISCINA INTERIOR/SPA
BAÑO DE VAPOR
GIMNASIO EQUIPADO
PATIO MALLORQUIN
LOBBY
VIVIENDA
VENTANAS FACHADA
Ventanas de madera con casetones de estilo histórico con vidrio doble con cámara y persianas exteriores de madera tipo mallorquín
VENTANAS TERRAZA
Ventanas correderas de madera, vidrio doble de seguridad con cámara
PAREDES
Pintura ecológica
SUELOS
Tarima de madera
ARMARIOS
Empotrados con puertas de madera maziza

COCINA
MUEBLES
Poliform Varenna
ELECTRODOMÉSTICOS
Miele o similar
ENCIMERA
Piedra natural tipo Binissalem o similar
GRIFO
Dornbracht o similar
BAÑOS
PAREDES
Piedra natural a definir por la Dirección Facultativa
SUELOS
Piedra natural a definir por la Dirección Facultativa
GRIFOS
Dornbracht en baños principales, Hansgrohe en secundarios
APARATOS SANITARIOS
Duravit o similar
PALMA

Algunos la llaman la joya del mediterráneo, otros, la capital de la calma. Lo cierto es que es difícil encontrar una combinación de palabras que logre captar la esencia de un lugar con tantas posibilidades como Palma de Mallorca.

A día de hoy, a simple vista, la capital balear es una mezcla perfecta entre tradición y vanguardia. Al adentrarnos entre los muros de su casco antiguo descubrimos sus infinitas posibilidades. Encontramos la belleza del mediterráneo escondida en cada rincón.


LEER MAS
Al residir en ella durante un tiempo sentimos que nos hemos acostumbrado a un agradable sueño, nos relajamos, pero aprendemos a valorarla aún más cuando estamos en otro lugar. Al salir de ella, añoramos su belleza y su tranquilidad, en Palma todo está tan cerca… todo está a la distancia de un agradable paseo. Quizá en ese paseo cada uno encuentre su propia definición de la ciudad, porque en ese paseo, todo lo que queramos encontrar está a nuestro alcance.
Despertamos entre el sol y la tradición.
Damos un paseo, descubrimos el encanto de pequeños locales centenarios.
Aunque siempre podemos elegir desayunar en un lugar más vanguardista.
Practicar deporte en un exclusivo club deportivo.
O tomar un café en un ático rodeado de historia.
Mientras seguimos caminando, observamos las clásicas fachadas mallorquinas bañadas por el sol.
Contemplamos el mar desde la catedral gótica más grande de Europa
¿Qué nos gusta más? ¿El arte tradicional o el más rompedor?
Tomamos una tapa en un local de moda.
Paseamos entre la historia Romana y medieval.
La frescura de Palma también está en sus productos.
Disfrutamos de la más selecta gastronomía.
¿Que mejor forma de digerir la comida que dando un paseo por el puerto?
Siguiente dilema, ¿Somos de grandes marcas o buscamos tesoros en pequeñas galerías?

HISTORIA

Observar la fachada de Can Santacília es contemplar 400 años de historia. Entre sus paredes circulaban personalidades importantes del siglo XVI. Los Santacília eran una de esas familias bien posicionadas de la alta nobleza mallorquina, a lo largo de generaciones decidieron levantar una construcción a su imagen y semejanza, una residencia que portaría su apellido, y que por lo tanto sería el reflejo de su personalidad y sus exigencias.

Sus primeros residentes eran personalidades de alto rango, que sabían disfrutar de una buena conversación, que valoraban el buen servicio y el tacto de un buen vestido. Con el paso de los años, pasaron por la residencia personalidades de elevada importancia, como la viuda del infante Luis de Borbón y su hija.


LEER MAS
Cuatro siglos después de su construcción, el lugar ha evolucionado, los más prestigiosos arquitectos lo han adaptado a nuestros tiempos. Sin embargo, Can Santacília no ha perdido ni un ápice de su esencia, continua dispuesta, se siente preparada para acoger a los paladares más selectos de su época. Porque si bien es cierto que el tiempo nos cambia, también lo es que las grandes historias se repiten.
El respeto por la tradición fue un concepto clave para realizar la reforma del patio interior, durante el trascurso de la construcción se introdujeron sutiles elementos para resaltar el alma de este emblemático lugar sin que perdiese su esencia.
La plaza de la constitución permanece prácticamente inalterada desde principios del siglo XIX. La ciudad de Palma ha edificado su futuro sobre la atmósfera de su pasado.
Con el paso de los años algunas zonas de Palma han cambiado, sin embargo, la fachada exterior de Can Santacília conserva exactamente la misma apariencia que tenía cuando se tomó esta foto de la ciudad, en el año 1916.
Jaime Oliver y Paloma Hernaiz en su estudio de Palma.
Can Bordoy Grand House & Garden
Proyecto de Ohlab
Clínica Dental Emardental
Proyecto de Ohlab, 2016
Relojería Alemana Born
Proyecto de Ohlab, 2014
ARQUITECTOS

Nos reunimos con Jaime Oliver y Paloma Hernaiz, directores de OHLAB, el estudio de arquitectura e interiorismo responsable del proyecto de Can Santacília. Conocedores en profundidad de la historia, de la cultura de Palma y con amplia experiencia internacional en proyectos singulares. Para estos arquitectos este no es un proyecto más, sino más bien el resultado de una compleja obra que se ha ido forjando con el paso de los años.

JAIME OLIVER — Es un proyecto muy importante para nosotros, uno no siempre tiene la oportunidad de trabajar en un edificio con 400 años de historia. Trabajar muchos años en diferentes países con culturas muy diversas nos ha hecho cambiar la perspectiva, ser más respetuosos con el patrimonio local y en especial con nuestras propias raíces. Este proyecto es una oportunidad de trabajar en un trozo de historia de nuestra ciudad, recuperar trazas del pasado histórico de este edificio así como integrar una tipología de vivienda que se adapte al edificio existente e incorpore todas las comodidades y avances energéticos de la ciudad contemporánea global.

PALOMA HERNAIZ — Pretendíamos hacer una reforma cuyo resultado fuese mezclar la esencia antigua con la atmósfera contemporánea. Lo que no queríamos era tratar de borrar y esconder todas las alteraciones que han ocurrido a lo largo de la historia para recuperar un pasado ideal que no podemos conocer con exactitud, sino más bien, a través de la investigación, descubrir diferentes etapas e intervenciones reconociendo elementos de valor de cada una de ellas. Además, para conseguir hacer esta operación eficiente y que el edificio vuelva a integrarse en la ciudad, era fundamental actualizar sus espacios, su uso y su eficiencia energética para el siglo XXI.
JAIME OLIVER — Nos encontramos con una estructura compleja y compartimentada, con una fachada y un volumen del siglo XVI pero muy intervenido a lo largo de su historia. De modo que lo que hicimos fue precisamente aprovechar la complejidad del edificio existente como potencial para generar espacios inesperados, con el objetivo de que cada solución singular sirviera para sacar el máximo partido del edificio existente. El proyecto resuelve cada vivienda con una distribución y unas soluciones individualizadas y únicas. El edificio entero se convierte en un proyecto que basa su singularidad en la recuperación de la esencia histórica del edificio, pero teniendo en cuenta también el compromiso con su contemporaneidad.
JAIME OLIVER — Hemos creado una nueva capa que se diferencia de la parte antigua del edificio, no queríamos falsificar lo antiguo, queríamos que lo contemporáneo se complementara con lo clásico de una forma sincera, y que esos elementos nuevos ayudasen a resaltar las partes más clásicas del edificio y viceversa.

PALOMA HERNAIZ — La selección de elementos naturales, nobles, locales, que enfaticen la historia del edificio y la esencia mediterránea, ha sido un proceso muy importante en el proyecto. Hemos utilizado una paleta simple de materiales nobles como piezas de bronce envejecido, piedras locales, generosos paños de espejo o detalles porcelánicos, a los que hemos sumado la restauración de elementos tradicionales como elementos estructurales de piedra, cerrajerías de forja o techos históricos.
JAIME OLIVER — Siempre piensas en un tipo de público que pueda valorar al máximo aquello en lo que has trabajado, en mi opinión el público que más apreciará Santacília es un tipo de usuario exigente, que presta atención a los detalles, que valora la historia, y que cuenta con una gran sensibilidad.
PALOMA HERNAIZ — Lo cierto es que sí. Siempre vimos este proyecto como un homenaje a la historia y a nuestro pasado. Can Santacília siempre fue una larga construcción histórica, pero el paso de los años desvirtuó algunas de sus partes. Para nosotros era todo un reto poder devolverle esa luz a las zonas deterioradas. El edificio merecía recuperar todo su esplendor, merecía ser adaptado a estos tiempos y creo que hemos conseguido descubrir el potencial latente que tenía el edificio. Estamos satisfechos con el resultado y como en todo buen trabajo, hemos aprendido mucho a lo largo del proceso.
DESCUBRE LA ENTREVISTA
CONTACTO


    UBICACION